IFU

Whiteness Perfect

Blanqueador dental a base de peróxido de carbamida al 10%, 16% y 22% para el tratamiento casero supervisado.

  • Nitrato de potasio y fluoruro de sodio como agentes desensibilizantes
  • Ph neutro
  • Excelente viscosidad

Beneficios

Doble acción desensibilizante:
Acción neural del nitrato de potasio y oclusiva del fluoruro de sodio. El nitrato de potasio es un agente efectivo en el tratamiento de la dentina hiperestésica. Su acción se basa en el hecho de que el aumento de la

Doble acción desensibilizante:
Acción neural del nitrato de potasio y oclusiva del fluoruro de sodio. El nitrato de potasio es un agente efectivo en el tratamiento de la dentina hiperestésica. Su acción se basa en el hecho de que el aumento de la concentración del potasio extracelular despolariza las membranas de las fibras nerviosas, bloqueando el paso del estímulo, reduciendo la hipersensibilidad.

Excelente viscosidad:
No escurre en de la férula

Alto rendimiento:
Cada jeringa sirve para una media de 7 a 9 aplicaciones.

Tiempo de uso recomendado:
• 10% y 16%: 3 a 4 horas o uso nocturno.• 22%: 1 hora.

Nominaciones

Aclaramiento de dientes vitales utilizando la técnica de aclaramiento casero supervisado por un cirujano dentista.

Presentación

Kit 22%

4 jeringas con 3g de gel cada una.
4 puntas aplicadoras.
2 placas de vinilo de 1mm para la preparación de las férulas.
1 estuche para guardar las férulas.

Mini kit 10% y 16%

3 jeringas con 3g de gel cada una.
3 puntas aplicadoras.

Kit 10% y 16%

5 jeringas con 3g de gel cada una.
5 puntas aplicadoras.
2 placas de vinilo de 1mm para la preparación de las férulas.
1 estuche para guardar las férulas.

Jeringa individual

1 jeringa con 3g de gel, empacada individualmente.

 

Paso a paso

foto-1-11[1]
Passo 1 de 8
Registre el color de los dientes para que el dentista y el paciente tengan un parámetro de comparación del blanqueamiento. El registro del color de los dientes puede ser realizado a través de una escala de color o fotografía.
moldagem[1]
Passo 2 de 8
Moldeo: el moldeo puede ser realizado con alginato y debe copiar adecuadamente todos los dientes a ser blanqueados.
foto-3-1-1_1[1]
Passo 3 de 8
El molde es confeccionado con yeso-piedra, con la finalidad de evitar la formación de burbujas. No es necesario hacer alivios en el modelo para creación de reservatorios de gel.
foto-4-1-1[1]
Passo 4 de 8
Ponga la placa de 1mm de acetato Whiteness Placas para férula (FGM) en la termoplastificadora hasta que forme un suave arqueado por el calentamiento. Entonces, tire la placa en estado plástico sobre el modelo de yeso para que la succión termo forme la férula en el modelo. La retirada de la placa debe ser realizada después de su total resfriamiento.
foto-5-1[1]
Passo 5 de 8
Después de retirar la férula del modelo, recórtela de forma a no presentar rebarbas y cubrir 1 a 2mm del margen gingival.
foto-6-1[1]
Passo 6 de 8
Prueba de la férula: la férula no debe comprimir áreas de tejido blando ni presentar holguras excesivas.
foto-3-1-4[1]
Passo 7 de 8
Demostrarle al paciente la cantidad de gel que debe ser dispensada en la placa. Una gota de gel debe ser depositada en las regiones correspondiente a las faces vestibulares de los dientes a ser blanqueados. Tiempo de uso: 3 a 4 horas diarias para las concentraciones 10% y 16% y 1 hora diaria para la concentración 22%.
Passo 8 de 8
Las consultas periódicas deberán ser marcadas semanalmente, hasta la conclusión del tratamiento. Registre el color final logrado.
foto-1-11[1]
Passo 1 de 8
Registre el color de los dientes para que el dentista y el paciente tengan un parámetro de comparación del blanqueamiento. El registro del color de los dientes puede ser realizado a través de una escala de color o fotografía.
moldagem[1]
Passo 2 de 8
Moldeo: el moldeo puede ser realizado con alginato y debe copiar adecuadamente todos los dientes a ser blanqueados.
foto-3-1-1_1[1]
Passo 3 de 8
El molde es confeccionado con yeso-piedra, con la finalidad de evitar la formación de burbujas. No es necesario hacer alivios en el modelo para creación de reservatorios de gel.
foto-4-1-1[1]
Passo 4 de 8
Ponga la placa de 1mm de acetato Whiteness Placas para férula (FGM) en la termoplastificadora hasta que forme un suave arqueado por el calentamiento. Entonces, tire la placa en estado plástico sobre el modelo de yeso para que la succión termo forme la férula en el modelo. La retirada de la placa debe ser realizada después de su total resfriamiento.
foto-5-1[1]
Passo 5 de 8
Después de retirar la férula del modelo, recórtela de forma a no presentar rebarbas y cubrir 1 a 2mm del margen gingival.
foto-6-1[1]
Passo 6 de 8
Prueba de la férula: la férula no debe comprimir áreas de tejido blando ni presentar holguras excesivas.
foto-3-1-4[1]
Passo 7 de 8
Demostrarle al paciente la cantidad de gel que debe ser dispensada en la placa. Una gota de gel debe ser depositada en las regiones correspondiente a las faces vestibulares de los dientes a ser blanqueados. Tiempo de uso: 3 a 4 horas diarias para las concentraciones 10% y 16% y 1 hora diaria para la concentración 22%.
Passo 8 de 8
Las consultas periódicas deberán ser marcadas semanalmente, hasta la conclusión del tratamiento. Registre el color final logrado.

Preguntas más frecuentes

Para empezar, el blanqueamiento de los dientes puede ser hecho por cualquier persona, desde que ella tenga más de 15 años. Puede ser hecho de dos maneras: la técnica de clínica o de uso casero. En estas dos formas, es esencial que el paciente tenga su tratamiento acompañado desde cerca por el dentista.

La edad para empezar el tratamiento blanqueador es a partir de los 15 años. Los pacientes que no tengan esa edad tienen la característica de la cámara pulpar ser muy amplia y el esmalte más permeable, pudiendo dejar los efectos de sensibilidad más intensos.

Quien contestará esa pregunta es su cirujano-dentista. Él sabrá si el tratamiento será efectivo en su caso e indicar o no el blanqueamiento. Además, es muy importante estar atento a los debidos cuidados que necesitan ser tomados después del tratamiento y, principalmente, consultar a su dentista a cada seis meses.

El diente posee pigmentos en sus tejidos superficiales y profundos. Estos pigmentos vienen principalmente de la dieta rica en colorantes. El agente blanqueador es capaz de penetrar en la estructura dental y reaccionar químicamente con estos pigmentos, quebrándolos en moléculas mucho menores, que reflejan la luz de manera diferente – y pueden incluso ser difundidos para afuera de la estructura dental, causando la diferencia visual de dientes más claros.

La literatura nos muestra, por precaución, dos contraindicaciones absolutas: gestantes/lactantes y personas menores de 15 años. Existen otras contraindicaciones que son relativas. Es decir, pueden ser tratadas previamente para viabilizar el tratamiento: carie, gingivitis, restauraciones mal adaptadas, dientes con trincas, recesión gingival y etc.

El mejor producto es aquel que se adecua al caso del paciente, a su necesidad y rutina. FGM dispone de una línea completa para blanqueamiento con productos que se adecuan a cada caso. Para blanqueamiento de clínica tenemos los pioneros Whiteness HP y HP Maxx y los modernos Whiteness HP Automixx y HP Blue. Para blanqueamiento casero, Whiteness Perfect y White Class le traen confort y seguridad a quien quiera procedimientos en el confort de su casa. Para dientes no vitales, por la técnica de curativo de demora, contamos con Super-endo y Perborato. Aún se puede aliar la utilización de dos blanqueadores, uno de clínica, aplicado por el dentista y uno casero para complementar el tratamiento. Todo siempre bajo supervisión y orientación del profesional.

Todos nuestros blanqueadores ofrecen óptimos niveles de blanqueamiento. Siempre siendo adecuado al caso del paciente, hábitos y forma de utilización. Para blanqueamiento en clínica en pacientes con hipersensibilidad, indicamos Whiteness HP Blue que por contener calcio en su formulación, es remineralizante y aún cuenta con el pH alcalino, siendo comprobadamente el blanqueador con menor índice de sensibilidad. Ambos blanqueadores caseros poseen desensibilizante en su formulación, debiendo ser elegido de acuerdo con el histórico del paciente. Tenemos aún el gel desensibilizante que ayuda en el proceso para quien ya tiene histórico de sensibilidad, evitando ésta y dejando el procedimiento más confortable y seguro.

Los geles de uso casero pueden ser a base de peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno. La linea Whiteness Perfect (peróxido de carbamida) necesita un tiempo de contacto con los dientes un poco mayor, pues el oxígeno es liberado lentamente. Ya la línea White Class (peróxido de hidrógeno) tiene una liberación más rápida de oxígeno, queda menos tiempo en contacto con los dientes y la velocidad de blanqueamiento inicial es más rápida. Así, el tratamiento casero dura de 2 a 3 semanas para ser concluido. Los geles de uso en clínica (solamente aplicado por el profesional) tienen una mayor concentración de peróxido de hidrógeno, alrededor de 35%, las sesiones duran alrededor de 40 minutos, y son necesarias en promedio 2 a 3 sesiones para un buen blanqueamiento. Los dos tratamientos son equivalentes, incluso porque quien dicta el límite del blanqueamiento es la propia fisiología del diente. De esa forma, cualesquier de las técnicas preconizadas, sea en clínica o en casa, tienden lograr un resultado semejante, desde que sean bien aplicadas.

La longevidad del blanqueamiento es variable de un paciente a otro. Pero de acuerdo con estudios, el tiempo promedio de retención de color es de 2 a 3 años.

El principio activo del blanqueador es el peróxido de hidrógeno. El gel de peróxido de carbamida se transforma en peróxido de hidrógeno y subproductos, y esta reacción tarda determinado tiempo para ocurrir. Esto desvela que el principio activo será liberado más lentamente, y en la práctica eso resulta en un tratamiento más demorado y que demanda más tiempo de uso diario. Ya el gel de peróxido de hidrógeno está listo para actuar, no necesitando transformaciones para romper los pigmentos.

No. Inicialmente puede haber una pequeña pérdida de contenido mineral del esmalte, sin embargo, esos minerales son repuestos en poco tiempo por la propia acción de la saliva. Es decir, los dientes no quedarán más débiles o más susceptibles a la carie en función del uso del blanqueador. FGM aún dispone de una línea de blanqueadores que ya incluye flúor y calcio en su composición y previne esa desmineralización temporaria.

La sensibilidad varia de paciente para paciente y puede estar relacionada a factores endógenos, concentración y tiempos del procedimiento blanqueador, la técnica usada, o aún, a todos esos factores de forma sinérgica. Pero algunas maniobras pueden ser hechas para amenizar la sensibilidad exacerbada. El uso de desensibilizantes puede auxiliar a amenizar la sensibilidad post blanqueamiento.

Cuando ocurre, la hipersensibilidad dental puede presentar diferentes niveles de acuerdo con particularidades de cada paciente. Normalmente concentraciones más altas del blanqueador traen esa molestia con mayor frecuencia y/o intensidad. Sin embargo, para inhibir o minimizar ese efecto colateral, FGM dispone de desensibilizantes incluidos en la fórmula de sus geles y aún ofrece geles específicos para control de la hipersensibilidad, que son fornecidos por el profesional al paciente. Es importante aclarar que una gran mayoría de los pacientes no presenta hipersensibilidad, y para aquellos que presentan, hay alternativas para contornar el efecto indeseado. Después del blanqueamiento, los dientes no quedarán más sensibles, retomando su normalidad.

A pesar del nombre, el blanqueamiento dental casero tiene inicio y prescripción en la clínica, y durante todo el período de tratamiento debe tener el acompañamiento de su dentista. La técnica consiste básicamente en el moldeo de las arcadas dentarias del paciente para la obtención de una férula de silicona. Hecho eso, el paciente deberá aplicar la solución blanqueadora en los dientes indicados por el período determinado.

Una de las formas más utilizadas para hacer un blanqueamiento dentario es la técnica casera. Ella ofrece varias ventajas, que van desde el precio más en cuenta hasta conveniencia de hacer el tratamiento en el confort de su casa. A pesar del éxito de los blanqueamientos dentales caseros es preciso seguir correctamente las recomendaciones de su dentista para obtener éxito en el procedimiento.

Es muy importante que el profesional le demuestre al paciente la cantidad de gel que debe ser dispensada en la placa. Generalmente una gota de gel en cada diente de la férula es suficiente.

Para Whiteness Perfect, de 3 a 4 horas diarias son ideales para las concentraciones de 10% y 16%. Para la concentración de 22%, 1 hora ya es lo bastante. Para White Class, 1 hora y 30 minutos al día para la concentración de 6%, 1 hora para a concentración de 7,5% y 30 minutos para la concentración de 10%.

Durante el blanqueamiento dental es normal el paciente sentir un aumento de la sensibilidad de los dientes a variaciones de temperatura, principalmente al frío. Ella puede ser minimizada con algunos tratamientos que su dentista puede prescribir. Irritaciones en la encía, garganta, lengua o labios pueden ocurrir, aunque sea en consecuencia del uso en exceso de gel en la férula. Y recuerde: nunca haga automedicación.

Se recomienda evitar ingestión de bebidas o alimentos ácidos durante el tratamiento porque éstas pueden causar aumento de sensibilidad en ese período. Bebidas o alimentos fuertemente colorados también deben ser evitados para que no haya comprometimiento del proceso de blanqueamiento.

plugins premium WordPress

Selecione seu idioma

Select your language