Gránulo del biomaterial envuelto por matriz de fibrina autóloga (L-PRF)

  • Presentar la ultraestructura en diferentes magnitudes para demostrar el potencial de interacción celular por el aumento de la superficie de contacto;
  • Aumentos de 20 – 30.000x.
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt

Interacción con la L-PRF

• Una vez que la organización estructural del biomaterial proporciona rugosidad superficial y granulaciones en escala micro y nano, la interacción con la red de fibrina y sus moléculas de adhesión favorecen la integración biológica de este conjunto con el medio, mimetizando la matriz conjuntiva para movilidad y acomodación celular.

Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt
Imagen Nanosynt

Sticky Bone con Nanosynt

  • Rugosidad superficial favorable a la acomodación celular, fijación y deposición de nueva matriz;
  • La composición bifásica proporciona: Fuente de calcio y estabilidad dimensional de lenta reabsorción;
  • La integración con la matriz de fibrina proporciona: estabilidad inicial, poder hemostático, adhesividad y mimetismo de tejido autólogo para el tráfico celular;
  • Nanosynt + Fibrina = Sinergismo biológico en el reparo de Tejido.

Autor: Leonel Oliveira, Msc

Email
LinkedIn
Telegram
Facebook

Publicaciones más recientes

plugins premium WordPress